miércoles, 22 de noviembre de 2017

La imagen puede contener: una o varias personas, personas sentadas y primer plano 



EL CÓMPLICE

Dio un sorbo al café y lo dejó sobre la mesa. Abrasaba. Se acodó sobre el mármol, la mejilla reposando en su mano derecha y casi al instante sus ojos se cerraron. Los compañeros hablaban de trabajo, como de costumbre. Y de fútbol. Reían y discutían en voz alta y el sonido de sus voces se sumaba al ruido de los motores de las cámaras, al zumbido de la cafetera y al parloteo del locutor de la televisión siempre encendida. Un arrullo para su fatigado espíritu.
Otra noche en blanco. O casi. Porque hasta que a las cuatro de la madrugada no cesaron los golpes y los gritos no pudo pegar ojo.

- “Oye, Pedro… ¿No es esa tu casa?”
Dio un respingo y abrió los ojos lentamente. El enorme plasma donde hasta hace unos minutos Messi respondía a las preguntas de los periodistas emitía en este momento las imágenes de un cuerpo amortajado sobre una camilla saliendo por el portal de su bloque. Tras el cortejo de médicos, viandantes, vecinos y demás curiosos pudo reconocer, esposado y escoltado por varios policías, al grandísimo cabrón con el que se cruzaba cada mañana en la escalera.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

martes, 21 de noviembre de 2017

La imagen puede contener: una persona, sonriendo, sentada 


MANOLO Y MI TÍA

Mi tía favorita estaba enamorada de Manolo Escobar. Y no me extraña nada puesto que su marido era un animal que se bebía hasta el mistol y, sospecho, la molía a palos.

Crecí, pues, acunada por la minifalda y el porrompompero, por esos sones cañís y machistones que no eran sino el reflejo de una época gris y más bien rancia. Pero yo era muy niña y no entendía aún de reivindicaciones, así que me encantaba que el maromo de la canción le prohibiera a su churri ponerse minifalda para ir a los toros, o bajar sola al mercado o cualquier otra cosa. Porque entonces la mujer tenía que estar en casa, con la pata quebrada y esperando a que su hombre llegara a las tantas, puesto hasta el garganchón de Soberano y con ganas de jugar a los médicos.
Me daba sin embargo mucha pena la vecinita de a la lima y al limón, que no tenía los ojos grandes, ni el talle de espiga ni los labios de sangre, y que al final acababa quedándose para vestir santos, que siempre es preferible, se decía entonces, que desnudar borrachos. Como le pasó a la de la minifalda…

Acabaron al fin los años de la infancia y el curso de la vida me hizo ver que, afortunadamente, lo de Manolo Escobar no eran más que eso: canciones; crónicas de una época, retazos de un pasado oscuro y pintoresco… sones alegres, estrofas familiares, melodías cañeras de verbena, músicas de convite de bodorrio.

Pero aún con todo, y pese a ese horror que me produce el recuerdo de sus mensajes anticuados, no puedo evitar esbozar una sonrisa al tiempo que recuerdo a mi pobre tía, ya difunta, tarareando el porrompompero mientras yo jugaba con el pompón del pulverizador de su frasco de colonia, la alcoba inundada por la tímida luz de una mañana de domingo.

Descansen en paz los dos… el cantor del pelo echado para atrás y sobre todo mi tía, siempre sufriendo en silencio, enterrada en vida con aquel animal, intentando evadirse, soñando con hombres guapos que llevaban a sus mujeres a los toros cogidas del brazo… aunque no las dejaran ponerse minifalda.

#SafeCreative Mina Cb
Extraído deli libro "Los cuentos de mi niña"
Inma Benítez- 2017


lunes, 20 de noviembre de 2017

La imagen puede contener: una o varias personas 



EL CULO

Hace ya algunos años que he aprendido
a huir, o por lo menos no fiarme
de los tíos que dicen que eres lista
sólo para intentar llevarte al catre.

Hace tiempo que no me creo nada,
pero aún así me siguen camelando
y, por mucho que tome precauciones,
siempre hay alguno que me sale sapo.

Hace décadas que me convencieron,
no mi mamá sino la vida misma,
de que el refrán de tetas y carretas
es frase, como dicen, que va a misa.

Hace lustros que vengo comprobando
que por mucho que cuide a mis neuronas
no hay nada que cautive más a un hombre
que unas ubres con bien de silicona.

Resumiendo, queridas: tanto verso,
tanto libro engullido, tanto curso,
tanta cultura… sirven para poco
si eres mujer y no tienes buen culo.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
La imagen puede contener: texto 



LA VERDAD

He aprendido contigo el valor del silencio

al cabo de una vida
de hablar más de la cuenta.

He aprendido a escuchar las respuestas
que otorga la mirada
o que ocultan los labios apretados.

He aprendido a observar las reacciones,
a aguzar los sentidos,
a descifrar enigmas
que nunca fui capaz de resolver
y de cuya existencia
no llegaba a tener conocimiento.

He aprendido
al final
que la verdad,
la verdad absoluta,
esa verdad desnuda y afilada
como un sable de esgrima

no siempre es necesaria.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

sábado, 18 de noviembre de 2017

La imagen puede contener: una persona 



QUISE

Quise ser ángel de niña
y vivir cerca de Dios.
Quise ser diáfana y pura,
quise ser pájaro y flor.
Quise hasta ser una santa
buscando la perfección.

Quise más tarde ser bruja
y yacer con Satanás.
Quise adormecer princesas,
quise herir, aniquilar…
Quise envenenarme y casi
me quise querer quemar.

Quise, al fin, bajo el paraguas
refugiarme para siempre.
Quise aislarme de la lluvia,
quise del sol guarecerme.
Quise evitar ser humana,
ser real, ser evidente.

Y llegó el día en que quise
dejar de querer ser otra…
El día que siempre quise
ver filtrarse entre las sombras…
El día que al fin me quise
tal y como soy ahora.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
Imagen: Georgiana Chitac

jueves, 16 de noviembre de 2017

 



BRUJA

Soy bruja en el armario
que es lo que mola ahora:
casi nadie lo sabe
pero todos lo notan.

Soy bruja de pociones
más bien innovadoras:
tiro de sopinstant
y paso de la olla.

Soy bruja de tendencias
que escapan a las modas:
cabellos enredados,
jirones en la ropa.

Soy bruja de felino,
de luna bien redonda,
de arañar las espaldas
cuando no duermo sola.

Soy bruja con recursos:
me quemaron la escoba
y ahora vuelo sin cables
con una aspiradora.

Soy bruja sin verruga
ni risa delatora:
pero ¡Ay, de quien se atreva
a acercarme una antorcha!

Pues, aun siendo una bruja
risueña y bondadosa,
sé usar mis malas artes
con las malas personas.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

miércoles, 15 de noviembre de 2017

No hay texto alternativo automático disponible. 



ABSTINENCIA

Penélope se había tragado “Pretty woman” tantas veces que lo del beso en la boca se le quedó grabado a fuego. Tanto que estaba esperando al hombre de su vida para dárselo y claro, como ninguno se parecía a Richard Gere, la moza no se decidía. Es más, era tal su empecinamiento que cuando llegó aquel crudo invierno y una capa de hielo se formó en el interior de sus fosas nasales impidiéndole respirar y el médico le dijo que la única manera de arreglarlo era con un beso de tornillo se negó en redondo, insistiendo en que sobreviviría hasta la primavera respirando solo por la boca. Hasta el infausto día en que encontró a Gregorio, que puso tal insistencia en el intento de besarla que la pobre murió de asfixia por mantener los labios apretados durante demasiado tiempo.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

Ni siquiera se dejó reanimar.