domingo, 30 de abril de 2017

La imagen puede contener: texto 



DE CUERNOS Y OTROS EVENTOS

Se tomó fatal lo de los cuernos, la verdad. Lo de enterarse el último y después de un año y medio. Y que aún encima estuvieran haciéndolo en su casa.
Pero estaba tan enamorado que no tuvo valor para dejarla. Al final fue ella la que se largó. Se pilló un apartamento con el otro y se las piró a vivir al confín de la ciudad. Él salió a emborracharse. Para olvidar. Maldito Facebook... no tenía que haberla dejado meter tantas horas en las redes. Conoció al pavo aquél y se colgó. Y él en el limbo, con esa cuenta en la que tenía una foto de perfil de lo más sosa y sin preocuparse de echar un ojo al caralibro mientras su churri compartía todo tipo de memeces, que el otro jaleaba.
Por eso se enteró. Se lo comentó un amigo. Solo entonces se dio una vueltecita por el muro de su chica y se encontró con el pastel. Comentarios de altísimo voltaje y una burbujeante actividad mediante la cual la nena tenía hasta la desvergüenza de compartir eventos montados a alimón con su amiguito. E incluso de mandarle invitaciones que ni siquiera veía puesto que no se había descargado la aplicación en el teléfono.

Se metió una chufa con la moto cuando volvía a casa. Y es que veinte whiskys deben de ser muchos. Pasó unas pocas horas en la UCI y se acabó lo que se daba. Funeral y al hoyo. Y sin cerrar el Facebook, al que seguían llegando todo tipo de mensajes de eventos y chorradas parecidas, como esa invitación a su bodorrio hippy que le envió al cabo de dos meses y al que, mira tú por dónde...
sí que piensa ir.

#SafeCreative Mina Cb
Pinchar para el audio:
http://www.ivoox.com/de-cuernos-otros-eventos-audios-mp3_rf_18410436_1.html

sábado, 29 de abril de 2017

 


Quizá el viento conozca el contenido
de tus grises volutas cerebrales
y sepa
permitir que las esparzas
al caer de la tarde
y se empapen las nubes con tus dudas
y caigan,
revestidas de un traje transparente
sobre la tierra seca
y acaben transformándose en la savia
que renueve la vida.

Y seas
al fin

libre.

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 27 de abril de 2017

 



NINGUNA OTRA

Yo no quiero
ser otra poeta.

No quiero
cortarme la melena
y hacerles lírica al tenedor y la fregona
y viajar con pucheros de garbanzos.

Yo quiero
cantarle al corazón
y empapar de sudor y gemidos los renglones
y anegar de arañazos las espaldas.

Aunque resulte antiguo
e impropio de mi edad...

Es así como soy
y no quiero

ser otra.

#SafeCreative Mina Cb

miércoles, 26 de abril de 2017

La imagen puede contener: dibujo 



DE MAL EN PEOR

Rachas de esas de no dar pie con bolo,
de joder de continuo la marrana,
de tras de pelandusca, pon la cama,
de hablar de más, y encima, por los codos.

Temporadas de atarse bien los machos,
de ponerse a mear y no echar gota,
de no saber cerrar la puta boca,
de cagarla a conciencia y todo el rato.

Momentos de apuntar y errar el tiro,
de darle al tombolero en vez de al pato,
de lamentar incluso haber nacido.

Aciagos días, criminales ratos
en los que el tocahuevos del destino
da por detrás con ganas y a destajo.

#SafeCreative Mina Cb

lunes, 24 de abril de 2017

 


 DESERCIONES
 
Habitar un espacio
permaneciendo ausente

perceptible inquilino de la nada
tripulante del limbo
poblador del vacío

rebelde paladín de los silencios

cuando el mundo se mueve
sin reservarnos plaza.

#SafeCreative Mina Cb
Imagen de JMiguel Jiménez Arcos

sábado, 22 de abril de 2017

 



TEST DE SALUD MENTAL

He intentado pensar en otra cosa.
Salir al campo. Ver los pajaritos.
Hasta me he repetido casi a gritos
que no problem, que soy maravillosa.

Le he mandado mensajes a un amigo
para evitar cagarla en condiciones;
ya habrá tiempo de dar explicaciones
cuando sea posible hablar contigo.

Ha querido rondarme la tristeza
desde que esta mañana he despertado
y me ha venido todo a la cabeza.

Pero ya mi cerebro bien lo sabe:
si me vuelvo sonrisa ante el teclado
  la cuestión nunca llega a ser muy grave.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

viernes, 21 de abril de 2017

 



AIRE

Deja que bailen mis letras
al son que el espacio les marque

y que dibuje el tiempo
sus normas absurdas y frágiles
sobre el lienzo del cielo

como nubes de bordes difusos
blancas y esponjadas
que transitan,
envueltas
en la tímida luz de la tarde.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

jueves, 20 de abril de 2017

 



SEA

No te imagino rellenando espacios
de piel y de gemidos.

Te siento grande aún para mi cuerpo

y

sin embargo

puedo intuir que existe algún resquicio
por el que

un día

tal vez

un verso te rescate de las dudas

y solo entonces

… Sea

#SafeCreative Mina Cb

miércoles, 19 de abril de 2017

 



Un abrazo siempre tiene vuelta atrás

Un beso
sin embargo

es algo irreversible.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb

martes, 18 de abril de 2017

No hay texto alternativo automático disponible. 



Hace un momento en la calle. Un mendigo junto al que he pasado con los ojos bajos me da los buenos días. Me vuelvo y le respondo. Sonríe y me reprende: “No me habías visto”. Le contesto, entre avergonzada y divertida, que tiene razón y doblo la esquina, aún sonriendo con la cabeza girada hacia él, despistada y sin darme cuenta de que el disco del semáforo está rojo. Un fulano al volante de un Mercedes me abronca. Me disculpo y ni caso, continúa con su retahíla y su careto de llevar dos meses sin cagar. Y mientras sigo mi camino pienso en que debería haber sacado a hostias del coche al tío del Mercedes para meter al pobre.

Y este, mis queridos amiguitos, es el cuento de hoy.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
La imagen puede contener: cielo y exterior 



LA NOVELA DE LA VIDA

De niña solía ir a jugar a casa de la abuela de una amiguita del barrio. Era una mujer muy religiosa y un poco remilgada, como todas las abuelas de entonces. Y exigía que todo el mundo que entraba por la puerta saludase con un “Ave María Purísima” (frase a la que mi padre acostumbraba a contestar con el irreverente “A palos te rompan la crisma”) A mí, quizás por el escaso interés que existía en casa hacia las divinidades, me costó aprenderme la fórmula, y si lo hice fue porque la señora Catalina, que así se llamaba, me hacía salir de nuevo al rellano, volver a llamar a la puerta y volver a entrar. Sin saludo no había ni juegos ni merienda.

Y es que la vida es un puro protocolo, el esquema de una novela: llegamos con ruido, berreando, manchándolo todo... en fin, haciéndonos notar. Sobre todo en esta parte del mundo, la privilegiada, donde la vida es importante y el nacimiento se celebra, y se ampara y se mima a la mujer embarazada, y se protege a los niños.

Después de este comienzo de la novela, de este planteamiento inicial, nos llega el nudo, que no es sino el sentido que cada cual decide dar a su existencia, dentro de sus posibilidades: los hay que estudian, que vegetan, que trabajan como chinos, que viven del cuento... algunos se casan, otros abrazan la religión, otros permanecen solteros de por vida, otros no saben/no contestan… hay quien decide dejar constancia de su presencia en este mundo mediante la maternidad, otros piensan que para lo que se van a encontrar casi mejor vamos dejando que esto se despueble… Y en el mientras tanto, vamos sumando años, y experiencias, y dolores y dichas a nuestro bagaje. Hasta que llega el día en que ni la medicina ni la biología ni la fe pueden reparar nuestros cuerpos fatigados de caminar, nuestros cerebros exhaustos de acumular vivencias, nuestros corazones agarrotados de latir. Y nos vamos consumiendo, y nos vamos apagando. Y en ese lánguido y nostálgico descenso nos vamos despidiendo, poco a poco, de todos aquellos a quienes hemos amado. Y vamos besando y dejándonos besar; abrazando, llorando, desaprendiendo lo aprendido, regalando palabras y cariño… hasta que llega el momento de partir. El desenlace.

Pero hay quienes deciden saltarse varios capítulos, y del planteamiento se van al desenlace, sin avisar, sin prevenirnos. Sin dejar que nos preparemos. Sin permitirnos decirles por última vez que los queremos, que son lo más hermoso que nos pasó en la vida, que nunca los vamos a olvidar. Sin darnos la oportunidad de intentar persuadirlos, convencerlos para que se queden entre nosotros un segundo más, un minuto más, unas horas más…

Y nos alivien del peso de este hormiguero en el estómago, de esta mordaza sobre el corazón, de este interrogante que nunca, nadie, podrá desincrustarnos del cerebro.

#‎SafeCreative‬ Mina Cb
Pinchar para el audio
http://www.ivoox.com/novela-vida-audios

sábado, 15 de abril de 2017

http://www.murcia.es/cultura/admon/archivos/documentos/HAZTELO_MIRAR.jpg 



HÁZTELO MIRAR

Se me viene antojando últimamente
que no soy tan normal como me creo...
Y, la verdad sea dicha, no me veo
tan distinta del resto de la gente.

O será, digo yo, que habitualmente
los individuos con que me codeo
leen la vida como yo la leo
y entre ellos no me siento diferente.

Pero va a ser que sí, porque al azar
y en lo que va del lunes a hace un rato
me he tropezado al menos con un par

de humanoides que, viéndome actuar
han abierto los ojos como platos
y han soltado lo de “Háztelo mirar”
 
#SafeCreative Mina Cb
Pinchar para el audio
http://www.ivoox.com/haztelo-mirar-audios-mp3_rf_18146506_1…

viernes, 14 de abril de 2017

 



GÓLGOTA

¿Por qué me has abandonado?

Agoniza el Nazareno
y rasga la noche un trueno
de resplandor azulado
que restalla en su costado
y le emblanquece la piel.

Bien lo cantó Joan Manuel:

No me deis al de la cruz…

que quiero a un Cristo de luz
para marchar junto a él

#SafeCreative Mina Cb






jueves, 13 de abril de 2017

http://2.bp.blogspot.com/-9HFW9HQum6k/VFfh2M9WeII/AAAAAAAAHQ4/dzweZMdQzrA/s1600/corona%2Bde%2Bespinas%2By%2Bclavos.jpg 



A ESE JESÚS DEL MADERO

Mi infancia son recuerdos, no de un patio de Sevilla, sino de un rincón de la calle Herrerías, un gélido y ventoso atardecer de primavera, Viernes por más señas, viendo pasar hombres vestidos de negro, de morado, de marrón. Hombres tristes, descalzos sobre el hiriente asfalto, anónimos penitentes cargados de cadenas. Hombres silenciosos y embozados, tétricos fantasmas bajo sus cónicos capirotes, siniestros quasimodos con la mano bajo el cuello, protegiendo sus identidades de los ojos de la multitud. Hombres que daban miedo, que evocaban con sus atuendos a aquéllos otros hombres que atacaban a los negros en las plantaciones del Massa Reynolds, armados con palos y rifles, ocultos bajo blancos embozos marcados con el signo de la cruz.
Pobre Jesús, me digo ahora, ya pasada la temerosa infancia; pobre Jesús siempre en la cruz, siempre doliente, siempre ensangrentado. Pobre Jesús siempre tocado con esa siniestra corona de espinas, siempre abocado a la esponja, sorbiendo el vinagre. Siempre enfrentado al Sanedrín, siempre cuarenta veces flagelado.
Pobre Jesús, millones de veces mil veces negado, siglos enfrentándose a la traición de Judas, milenios sentándose a la mesa, cortando el pan y repartiendo el vino. Pobre Jesús, un solo instante de dicha, entrando a lomos de un borrico en la capital de esa Tierra Santa a la que tan poco acierto tuvieron al poner el nombre. Pobre Jesús, aclamado en las calles por la misma muchedumbre que sólo tres días más tarde pedía a gritos su crucifixión. Pobre Jesús, anacrónico profeta, ingenuo anarquista, incauto filántropo. Pobre Jesús que murió, ya en aquél tiempo, por decir verdades que abrían llagas en los muros del poder. Pobre Jesús, convertido en reclamo turístico, en ídolo de multitudes, en moneda de cambio de un rentable negocio que lleva más de veinte siglos subsistiendo a base de vender esperanzas (máximos beneficios y mínima inversión). Pobre Jesús crucificado, pobre Jesús escarnecido, pobre Jesús por siempre condenado, como un mal estudiante, a repetir una y otra vez el mismo duelo. Pobre Jesús convertido en rentable tradición, en vacaciones en la nieve, en escapadas al Caribe.
Pobre Jesús doliente y maltratado. ¡Cómo han jugado contigo! ¡Cómo te engañaron! ¡Cómo te dejaste utilizar! Convirtieron tu calvario en un vehículo para culpabilizar beatas, para asustar campesinos, para adormecer conciencias. Entendieron rápidamente que era mucho más didáctico, mucho más útil, mucho más práctico, un Jesús agonizante, ensangrentado, patético, vencido y humillado que aquél otro que hablaba a las multitudes de amor, de igualdad, de paz y de esperanza.
Ese Jesús humano, cercano y compasivo.
Aquél que anduvo en la mar.
 
#SafeCreative Mina Cb
Pinchar para el audio
http://www.ivoox.com/a-ese-jesus-del-madero-audios-mp3_rf_1…

miércoles, 12 de abril de 2017

 



UNA DE ROMANOS

La mayoría de los adultos, al menos por estas latitudes de escasas alharacas procesionales, pensamos que lo mejor de la Semana Santa son las vacaciones y el cambio de hora. O volver a ver a los amigos que viven en el Quinto Pino y que, vista la crisis, en vez de largarse al extranjero como hacían antes, se vienen a pasar el puente a casa de la familia, y ya de paso alimentan esa cifra de los nosecuántos millones de desplazamientos con que el gobierno nos pone los dientes largos a todos los penitentes del mostrador cada vez que en el calendario se amontonan las cifras en rojo. O escaparse a un sitio tranquilo un par de días. O simplemente quedarse en casa, mirando desde el sofá cómo se mueven las agujas del reloj. O largarse al campo con los amigos el domingo de Resurrección y pillarse la trompa del siglo. O meter en el coche a toda la familia e ir a pasar la tarde a un centro comercial donde poder soltar a los críos para que hagan el salvaje sin que nadie pueda decirles nada porque “el cliente siempre tiene la razón”.

Pero, y que me perdonen los amigos del bombo, el capirote y la trompeta, hay algo muchísimo mejor en estas fechas que los tambores de Calanda, que el pregón del Volatín, que los lloros de los nazarenos delante de la Macarena. Algo mejor, incluso, que las torrijas, los buñuelos de pasta de almendra, los garbanzos de vigilia con pilongas e incluso las albóndigas de bacalao de mi madre:

Las pelis de romanos.

Y es que, donde estén esas legiones transitando por la Vía Apia, donde esté Julio César no haciéndoles ni puto caso a los idus de Marzo, donde esté Richard Burton besando a la Taylor, donde esté Kirk Douglas arengando a las masas con el torso desnudo, donde esté Ben Hur descendiendo al leproserío y arriesgando su salud con tal de ver aún con vida a su madre y a su hermana, donde esté el tramposo de Massala atizando el tiro de su carro, donde esté la malvada Popea arruinando la vida de MarcoVinicio, donde esté Tony Curtis en paños menores, donde esté Ursus dando muerte a un toro con sus propias manos, donde esté, si me apuran, Peter Ustinov, ridículo fantoche incapaz siquiera de morir con dignidad, metiendo en un frasco sus lágrimas mientras contempla cantando el incendio de Roma,,,

Donde esté, en fin, uno sólo de esos mitos llenando la pantalla con su torso desnudo, con su impecable dicción, con su imponente presencia, que se quiten, al menos para mí, todos y cada uno de los tristes, oscuros, siniestros nazarenos embozados.

Y es que la carne es débil… Por mucho que estemos en Cuaresma.

#SafeCreative Mina Cb

martes, 11 de abril de 2017

La imagen puede contener: nubes 



ZOZOBRAS

Momentos en los cuales
uno ofrecería a cambio de un abrazo
toda la sangre de sus venas.

Días en los que la soledad
se convierte en un collar angosto
de nudo corredizo que se va ciñendo
hasta casi dejarnos sin respiración.

Tediosas tardes en las que el alma dice “basta”
y ya no es una imagen,
ni una voz ni una mirada con nombre y apellidos
lo que el hastío invoca

sino que los silencios
se convierten en un eco insonoro e insondable
y el corazón se queja
y grita
y sangra
y clama,
desgarrado

sin una explicación.

#SafeCreative Mina Cb

Pinchar para el audio:
http://www.ivoox.com/zozobras-audios-mp3_rf_17988212_1.html

lunes, 10 de abril de 2017

La imagen puede contener: texto 


DECÁLOGO DEL JEFE PERFECTO

1. No se haga el importante. No es usted diferente a los demás. Tiene, salvo minusvalías, dos brazos, dos piernas y un cerebro. Y se va a morir cuando le toque. Como todos.
2. No trate de tenerlo todo bajo control. Sus empleados saben cuáles son sus funciones. Sobre todo si llevan en la empresa mucho tiempo. Recuerde que no hay mejor jefe que el que no se hace notar.
3. No sea demasiado creativo. Está bien innovar, pero si todo el mundo insiste en que esa idea genial suya no funciona tal vez deba considerar que ha metido la pata. Y dejar las cosas como estaban.
4. No se venga arriba cuando le elogien sus superiores. No utilice la terminología del mal entrenador de fútbol en plan “He ganado” “Hemos perdido”
5. No haga caso a los chismes. Ni se crea todo lo que le dicen. Si alguien insiste en alabarle de continuo puede estar usted ante un pelota. Ojo con él.
6. No pierda de vista las reacciones de la plantilla cuando les comunica que ha de ausentarse. Si nota alborozo en el ambiente, reflexione. Algo está haciendo mal.
7. No subestime el vocabulario de sus empleados. Conocen la diferencia entre delegar y escaquearse.
8. No haga de la tecnología su oráculo y su dios. A veces los programas fallan y hay que echar mano de la creatividad. Y desobedecer a los mandamases sin que se note mucho.
9. No olvide que, por lo general, las personas trabajan para hacer frente a los gastos de su vida extralaboral. O sea que cuando acaba su turno lo que les suele apetecer es irse a casa. No espere a última hora para citarlos en la oficina o encomendarles cierto tipo de tareas.
10. Y para terminar, tenga siempre en cuenta que su cargo no es vitalicio, o sea que en el momento más insospechado puede dar con sus huesos en la calle. O lo que es peor, ser degradado y acabar a las órdenes de alguno de los empleados a los que ha estado haciendo la puñeta durante unos cuantos años.

#SafeCreative Mina Cb
Pinchar para el audio
http://www.ivoox.com/decalogo-del-jefe-perfecto-audios-mp3_rf_18043370_1.htm

domingo, 9 de abril de 2017

La imagen puede contener: cielo, nubes, exterior y naturaleza 



MOLINOS

Me pierdo
en la tarde azul

contemplando las aspas inmóviles

y escuchando el reloj.

#SafeCreative Mina Cb

sábado, 8 de abril de 2017

No hay texto alternativo automático disponible. 



MUTANTES

Creo que son mutantes. Las descubrí ayer por la mañana al encender la luz. No eran muchas. Tres… cuatro a lo sumo. Cuando salí del baño me pareció que había más y pensé que podían haber entrado atraídas por el calor que emanaba del interior de la vivienda y que se marcharían en cuanto la temperatura exterior comenzara a elevarse.
Me equivocaba puesto que a mediodía rondaban la veintena. Abrí de par en par el balcón por ver si la luz las atraía y se largaban, pero creo que logré el efecto opuesto. De modo que volví a entrecerrarlo antes de salir de nuevo.
Cundo volví al anochecer habían invadido la vivienda. Habría al menos treinta y no se estaban quietas. Se movían por la cocina y el salón principalmente, atraídas sobre todo por los focos de luz como bombillas y pantallas. Intenté sofocar la rebelión a golpe de bayeta pero no hubo forma. Ellas eran muy rápidas y yo no tengo buena puntería, de modo que hube de recurrir a la solución definitiva: el aerosol. Cerré la puerta del dormitorio y atomicé el veneno por el resto de la casa, apuntando directamente a los ejemplares que se hallaban a mi alcance. En principio mostraron signos de aturdimiento, pero al cabo de unos minutos, cuando el gato se tambaleaba y yo empezaba a marearme, decidí acabar con el problema de manera individualizada. Cogí la zapatilla y las fui aniquilando una tras otra, hecho lo cual barrí el suelo con el fin de que mi mascota no pudiera envenenarse al ingerirlas y me fui a dormir tras haber bajado del todo las persianas. Aún, y antes de acostarme, acabé con la vida de la última, que se había atrincherado en la mesilla del dormitorio, y exterminé de paso a un mosquito que pululaba por el techo.

Esta mañana estaban ahí de nuevo. No sé por dónde han conseguido entrar. Antes de ir al trabajo he destapado el cubo de la basura y he comprobado con horror que los cadáveres que anoche deposité en el mismo habían desaparecido.

Me da miedo volver.

#SafeCreative Mina Cb
Pinchar para el audio
http://www.ivoox.com/mutantes-audios-mp3_rf_18018431_1.html

viernes, 7 de abril de 2017

 



CROQUETAS

A esta cosa nuestra
le faltan croquetas y le sobran letras.

A este ambiguo cuento
le sobran pretextos y le faltan besos.

A este rollo raro
le sobran reparos y le faltan manos.

A esta historia tonta
le faltan las normas pero... ¿a quién le importa?

#SafeCreative Mina Cb

jueves, 6 de abril de 2017

 



EL RETRASO DE VENUS
(O si Botticelli levantara la cabeza)

Maldita sea, se dijo. Después de tantas horas de preparar el lienzo, de tensar la tela sobre el marco, de impregnarla de todo lo habido y por haber, de estudiar la composición, la luz y el movimiento, la chica lo plantaba. Y mira que le costó dar con ella, que cuando ya casi había tirado la toalla y se había montado una escena en plan de peli yanki, con mucho alcohol en barra solitaria y mucha chapa al camarero inexpresivo, la vio en un after puesta de coca hasta las trancas pero ideal que flipas: la expresión, la melena, todo... le costó varios días convencerla. De hecho, en cuanto se lo propuso lo mandó a la mierda y tuvo que conseguir su número sobornando al guardia del local, del que era asidua. Y tras tanto insistir ella aceptó. Con doscientos pavos de por medio, dicho sea de paso. Pero aceptó. Y la llevó a su estudio y allí montó el belén, con la maja vestida a la derecha y la pareja de angelitos completando el cuadro. Apañaron el tema en plan tú ponte aquí y tú allá y tú en el otro lado y ahora que ya nos conocemos mañana a las siete todo el mundo aquí. Y no hagáis planes que la cosa va para largo.
Pero nada de nada. Al día siguiente se presentaron la angelesa y la tipa de los trapos. Y ni rastro de Venus y el ángel soplador. Que mucha miradita había visto él. Pero se fió de la leyenda urbana de la ausencia de sexo de los ángeles. Y ya ves tú. Sin diosa y sin mancebo. Y sin doscientos euros, porque la niña le hizo poner la pasta por delante.

#SafeCreative Mina Cb
Imagen: Obra de Zoe Miho

Pinchar para el audio:
http://www.ivoox.com/retraso-venus-audios-mp3_rf_17976617_1.html

miércoles, 5 de abril de 2017

No hay texto alternativo automático disponible. 


 CHISTERA... NO VIENE DE CHISTE

Será porque chistera tal vez venga de chiste por lo que le hizo tanta gracia en un principio. Se la encontró en la calle, un sábado a la noche, encima de un contenedor. Volvía de una cena e iba un poco pasado. Le dio uno de esos arrebatos surrealistas en plan alehop magia potagia y echó las llaves dentro. Y cuál fue su sorpresa cuando, al introducir la mano, ya no estaban. Y no es que hubiera un agujero por el que se hubiesen podido colar. No. El fondo estaba intacto. Y por mucho que hurgó en busca de una rendija que hubiese abducido a su llavero no hubo forma. Tuvo que llamar a la vecina y excusarse por molestarla a esas horas. Y pasar por el trance de que ella imaginase cómo había perdido las llaves al llegar en ese estado.
Aunque cualquiera le decía la verdad.

Pasó todo el domingo metiendo cosas al sombrero e investigando por qué extraño rincón podían esfumarse. Pero no hubo manera. Al parecer se trataba de un objeto mágico que, por alguna razón desconocida, había caído en sus manos y que debía tratar con extremada precaución. De hecho, al colocarlo sobre la mesa del salón se tragó el iphone y parte del tapete. De modo que le dio la vuelta y lo puso boca arriba, con la cavidad mirando al techo. Y fue peor el remedio que la enfermedad, porque la lámpara se desprendió al instante y acabó en las tripas de la chistera negra. Igual que el gato, que asomó el hocico por ver qué había dentro y fue abducido de inmediato por el sombrero mágico. Exactamente lo mismo sucedió con una amiga, que llegó a buscarlo para ir al cine a eso de las siete y, mientras él se ausentaba un momento para ponerse los zapatos, absorbió a la pobre chica para enviarla a no se sabe dónde.

A partir de ese día no se atrevió a salir de casa. Le aterraba dejarlo solo, que lo mismo a la vuelta había desaparecido el edificio. O incluso la cuidad entera. Supo de una isla en el Pacífico que estaba formada por basura. Y como siempre había tenido una vena ecologista metió el sombrero en una funda hermética y allá que se marchó, transbordo tras transbordo, hasta alquilar por fin una barquita con la que se plantó ante el islote, que fue engullido en un par de minutos por el voraz engendro, que más tarde se tragó la barca y el barquero y anda, me temo, en este mismo instante, almacenando en su infinita panza toda el agua salada del planeta.

Que el cielo nos proteja.

#SafeCreative Mina Cb
Pinchar para el audio:
http://www.ivoox.com/chistera-audios-mp3_rf_17972837_1.html

martes, 4 de abril de 2017

La imagen puede contener: noche 



NOCTURNO

Los abrazos que no quisiste darme.
se los robé a la noche

y al despuntar la aurora

ya no me hacías falta.

#SafeCreative Mina Cb.

Para acceder al audio:
http://www.ivoox.com/nocturno-audios-mp3_rf_17897698_1.html

lunes, 3 de abril de 2017

No hay texto alternativo automático disponible. 


HUMO EN LOS ZAPATOS

No tenía donde caerse muerta pero se los compró. Fue superior a ella. Entró a la tienda por curiosidad, con una amiga, a experimentar la tontería esa de saber qué se siente con los pies dentro de unos zapatos de ochocientos euros. Así que casi se fundió la nómina de mileurista el día tres. Y con la hipoteca sin pagar. Pero en fin, Dios proveerá, como solía decir su abuela.

Le largó a su familia una bola del quince para que la ayudasen a pasar el mes. Les contó que le habían robado la cartera y, mira tú por donde, metieron la tarjeta en un cajero y adivinaron el número secreto. Si es que saben cada vez más estos chorizos. Tan lejos llevó la comedia que hasta se inventó a un eslavo cabezón y con perilla que había podido echarle la mano al bolso en unos grandes almacenes.
Pero quiso la fatalidad que diera la policía con un fulano que se parecía bastante al de la descripción de la “fashion victim” y al pobre chaval lo empapelaron sin comerlo ni beberlo. Y ella, que ya no podía sino seguir con la trama, se presentó en la rueda de reconocimiento y dijo “Sí” detrás de la ventana que le permitía verlo sin ser vista. Y así el mocete se comió un marrón de mil narices sin saber por qué ni por qué no.

Claro que, como también decía su abuela, Dios castiga sin palo, y el mismo día en que estrenaba su flamante par de Manolo Blahnik para asistir a la boda de una prima, el tacón se le enganchó en una rejilla cuando se disponía a cruzar una calle con mucho tráfico y un coche la arrolló, arrastrando su glamourosa anatomía durante unos cuantos metros y dejando atrás, prendido del enrejillado, el valioso, maltrecho y aún humeante zapatito.

Y colorín, colorado…

#SafeCreative Mina Cb
Para acceder al audio:
http://www.ivoox.com/humo-zapatos-audios-mp3_rf_17905813_1.html

domingo, 2 de abril de 2017

 



DE PELÍCULA

Pretendieron parirme Julia Roberts

pero no hubo manera

eso, o bien la cigüeña
se confundió de casa
y dejó a la despampanante pelirroja
en un barrio de pijos
con chalets adosados.

Y así quedé, castaña,
bajita y desgarbada
pero igual de bocazas que la diva
(y no hablo del tamaño,
que no importa,
en la cuestión que nos ocupa al menos)

No me hicieron las piernas de ciento diez centímetros
y no puedo, por tanto
abrazar entre ellas
el musculoso torso de un guapo millonario
ni calzarme unas botas
altas de mosquetero
sin que me lleguen casi a la barbilla

ni tengo esa sonrisa deslumbrante
de inmaculados dientes
capaz de derretir en dos segundos
los casquetes polares
y cargarse de golpe el equilibrio planetario.

Más tarde lo intentaron
con la Streep de “Los puentes”

pero no les quedó bien la marchita,
atribulada dama
harta de casa, vástagos, marido,
rutina y soledades

que encadena los días, infinitos vacíos,
asomada al balcón de los milagros
a la espera de un tibio suceso extraordinario
que ponga en riesgo (¡cielos!)
esa meliflua paz de historia Disney

y la arrastre a un delirio inconsistente

que la empuje a dudar
del sentido real de su existencia
al tiempo que contempla entre sollozos
el parpadeo del intermitente
de un coche detenido ante un semáforo.

Soy poco de ficción...
lo tengo claro.
Poco de celuloide o de novela.

Soy bastante normal
(para entendernos)
y tengo de explosiva lo que un cactus
y de patética lo que una lavadora:

Es lo que hay

y temo

que no existe remedio.

#SafeCreative Mina Cb

Pinchar para acceder al audio
http://www.ivoox.com/de-pelicula-audios-mp3_rf_17901249_1.html

sábado, 1 de abril de 2017

La imagen puede contener: una o varias personas y exterior 



NEPTUNO

Hace unos días era apenas un reguero miserable pero anoche se convirtió en un torrente que amenazaba con hacer de mi casa una bañera. No llamé al seguro porque a esas horas fijo que me crucificaban, pero esta mañana ha sido lo primero que he hecho. Les he metido bastante prisa. No sé nadar y el parquet me lo instalaron hace cuatro meses, que aún no lo he pagado del todo. Y luego el gato, que va por ahí haciendo surfing con la alfombrilla del ratón y se me va a romper la crisma el pobre. Me han prometido que me ponían la primera pero no sé yo. Eran las siete y media y a las tres no había venido nadie. Ya no tenía más toallas secas y he empezado a achicar el agua con la poca ropa afelpada que tengo: chándals y algún pijama. Hasta la bata guatiné he extendido por el suelo, con los brazos en cruz, que daba un poco de grima la pobre: parecía el cadáver de la niñera de Poltergeist abducido por los extraterrestres. Hasta he echado en falta no tener un hijo adolescente de esos que llenan los armarios de sudaderas de rapero de la talla XXL, que con dos o tres prendas tengo para absorber el agua del Titanic. La bata empezaba ya a perder la compostura cuando ha sonado el timbre. Era él. Al menos cien kilos de fontanero con una maleta de herramientas de los tiempos de San José. Que allí había más óxido que en un puerto minero. Se ha quedado mirando el charco y ha empezado a rascarse la cabeza, como pensando en de dónde podía venir eso. Yo me he callado lo de que de las tuberías, que es de donde generalmente sale agua en las casas. Y luego que yo no soy del gremio. Y que es mejor hacerse a un lado. Sobre todo si el especialista es una morsa peluda que se agacha y deja al descubierto media hucha. Que yo no sé dónde estarán esos fontaneros que van por ahí haciendo hijos al personal, porque desde luego este era más bien de los que parecen habérselos comido. Y la roña del culo no se la había quitado desde que lo bañó la comadrona. Y eso por no hablar de la peste a faria y Soberano. Que es cosa de hombres. Porque hombre sí que es, de eso no me cabe duda. Lo que empiezo a dudar es que sea fontanero. Lleva más de dos horas arrastrándose por la cocina y se me ha bebido ya siete San Miguel. Así que no para de sudar. Al final ha decidido que no es de la cocina y se ha ido al baño. Está golpeando las paredes a ver si suena algo. Y a mi me empieza a dar miedo. No sé… creo que puede ser Neptuno. Algo fondón pero Neptuno al fin y al cabo. Y que lo que pretende es localizar la tubería madre y reventarla de un martillazo. Y que el agua salga a chorros y convierta mi piso en una balsa en la que atrincherarse e instalar su reino. Yo, por si acaso, le he robado la maleta de herramientas. Que hay mucha metralla. Y me he puesto a esconder los tenedores. Y he sacado del armario el flotador que me regalaron el otro día en el súper con el Sunny.

Que esto no me huele nada bien.

#SafeCreative Mina Cb
Pinchar para el audio:
http://www.ivoox.com/neptuno-audios-mp3_rf_17897845_1.html